LA ORACIÓN COLECTIVA (O EN CONGREGACIÓN)



LA ORACIÓN COLECTIVA

1.- Es preferible realizar las oraciones obligatorias en forma colectiva ("Yamá'at"), en especial las oraciones diarias. Es altamente recomendado para los que están en el vecindario de una mezquita y los que puedan oír la llamada de la oración que hagan en congregación las oraciones del alba, ocaso y noche. Existen narraciones donde se menciona que una oración colectiva es superior a una individual en 25 grados.

2.- No presenciar la oración colectiva por ser indiferente a ella o no darle importancia es ilícito. No es admisible dejar de lado la oración colectiva bajo ningún punto de vista.

3.- Cuando se establece una oración colectiva, se recomienda que el que ya haya hecho sus oraciones solo, las vuelva a hacer en congregación.

4.- Quien suela ser demasiado cuidadoso y meticuloso en cuanto a la correcta pronunciación y realización de las oraciones a tal grado que siempre dude en la validez de la misma o que por su escrupulosidad se ponga en peligro la validez de su oración a no ser que la realice en forma colectiva, entonces deberá rezar en forma congregación.

5.- No se pueden realizar las oraciones preferibles en forma comunitaria, excepto la oración del pedido de lluvia y las de las festividades del sacrificio y desayuno.

6.- El lugar donde reza el imam (guía de la oración) no debe estar en un plano más alto que el del ma'mum (el que lo sigue en la oración). Pero no habrá inconvenientes en que el lugar del ma'mum fuese más alto que el del imam.

7.- Quien rece junto con un imam, deberá colocarse detrás de él.

8.- Si hubiese sólo un ma'mum, podrá colocarse al lado del imam, pero si fuesen más, deberán colocarse detrás suyo.

9.- Si durante la oración colectiva alguien cambiase su intención a la de oración individual, no podrá luego (nuevamente) volver su intención a rezar en forma colectiva.



1 2 3 next